Ir al Portal GOV.CO

Forpo efectuó la Campaña ¡Dona un regalo, dona un sonrisa!

Noticia Campaña Dona un regalo Dona una sonrisa

Para nadie es un secreto la difícil situación que atraviesa el país con la pandemia del Covid-19, la cual ha aumentado el nivel de penuria de innumerables familias del territorio colombiano. Por esta razón, bajo el liderazgo de los Grupos Control Disciplinario Interno y Control Interno del Fondo Rotatorio y del Capitán de la Policía Nacional Iván David Contreras Salamanca, se decidió reafirmar el compromiso de brindar una mano amiga a las familias que viven en condiciones de mayor vulnerabilidad en la localidad de Ciudad Bolívar, sector Quiba de la invasión Bella Flor en Bogotá.

Esta campaña, que se ha adelantado durante el transcurso de cinco años, consistió en efectuar la recolecta de regalos, ropa nueva o usada en buen estado y juguetes, permitiendo brindar, al menos por un momento, una sonrisa sincera para muchos niños y niñas que viven en condiciones de vulnerabilidad y que en algunos casos, hacen parte de las listas de maltrato familiar, abandono, desnutrición o incluso enfermedades y condiciones especiales, que impiden su libre desarrollo psicosocial y su libertad de jugar, correr y sonreír.

La actividad se caracteriza por generar en los funcionarios del Forpo, personas íntegras, humanas y reflexivas en el actuar con el prójimo, con el objetivo primordial de brindar detalles de corazón que por instantes reflejaron una hermosa expresión de felicidad en los angelitos.

La mayoría de los seres humanos han tenido que afrontar infinidad de adversidades, pero es en esos momentos que más se valora cuando se encuentra una mano amiga o una voz de aliento que da su apoyo y fortaleza. De esta manera, los servidores públicos de la entidad, sus familias y ciudadanos voluntarios, se emprendió esta obra social, cuya recaudación obtuvo más de 800 regalos, además de mercados, ropa y zapatos nuevos o en buen estado, los cuales fueron entregados en la invasión de Bella Flor, localidad de Ciudad Bolívar en Bogotá, demostrando que no se necesita grandes cantidades de dinero para ayudar, sólo se requiere de un espíritu solidario con los demás.

Es una obra social que demostró el corazón y las ganas de ayudar a los demás sin esperar nada a cambio y para hacer de la sociedad un lugar mejor para vivir. Esta campaña de ayudar, especialmente a los niños, fortaleció nuestro espíritu, nos permitió reflexionar sobre lo afortunados que somos por contar con una familia, un empleo, salud y por supuesto el apoyo de nuestra Entidad basada en la filosofía del servicio con probidad; de este modo, queda claro que lo espiritual nos permite crecer, lo que nos lleva más allá de lo biológico para ser realmente solidarios con aquellas personas que lo necesitan, son nuestros actos los que reflejan la existencia, son obras basadas en la fortaleza de los principios y valores que hemos forjado y que dan lugar para llevar al menos por un momento, un mensaje de paz, amor y felicidad en navidad.